Gabriel García Márquez

Entre eso y las hechizerías de los negros no hay mucha diferencia", dijo, "Y peor aún, porque los negros no pasan de sacrificar gallos a sus dioses, mientras que en el Santo Oficio se complace descuartizando inocentes en el potro o usándolos vivos en espectáculo público