Gabriel García Márquez

Lo intentó casi todo, menos preguntarse si aquél era el modo de hacerla feliz.